jueves, 18 de mayo de 2017

Alex Carro: belleza simplificada, tratamientos mezclables y multiuso

Hace unas semanas me invitaron al evento del primer aniversario de esta firma de cosmética natural y nicho, en Flax & Kale. Yo ya la conocía de oídas, y de seguirle la pista por Instagram, ya que por mi trabajo siempre intento estar al día de las nuevas marcas que van apareciendo, y aunque no puedo entrar con todas las que me gustaría, sé distinguir dónde está el "buen hacer" y cuando una marca merece la pena o no. Así que, en cuanto me propusieron la asistencia a un taller olfativo, impartido por la propia Alexandra Nodes, no dudé en asistir.


Alex Carro nace después de más de una década de estudio y experimentación con aceites esenciales y extractos de hierbas y plantas por parte de Alexandra, su fundadora. Es una firma innovadora, de cosmética unisex elaborada con aceites y extractos naturales, con sede en Barcelona.

Su fundadora, cosmopolita londinense de madre española y padre francés ha querido preservar el apellido de su abuela gallega, Carro, un apellido muy ligado a su infancia y la naturaleza. Lingüista e historiadora de formación, buscaba un cambio en su vida, y tras trabajar durante muchos años desarrollando museos, decidió dejar el Reino Unido y trasladarse a Barcelona. La aromaterapia siempre ha formado parte de la vida de Alex y es su principal fuente de inspiración, cuyo objetivo primordial es conseguir que el cuidado cotidiano nos lleve a comprometernos con el medio ambiente y a respetar la naturaleza, mientras lo disfrutamos y nos beneficiamos de sus preciados frutos.

Se trata de una colección cápsula que cuenta con 5 productos muy cuidados, con un aroma delicado y sofisticado, pero que nos acerca a la naturaleza, a nuestra esencia. El packaging es muy minimalista, en negro, para preservar los aceites preciosos que contienen sus fórmulas. Y la filosofía va muy en línea del tan de moda (y necesario, a mí parecer) minimalismo.


La colección de productos destaca por su simplicidad estética, multiuso y su versatilidad. Ya que, aunque todos los productos pueden utilizarse de manera independiente, han sido concebidos para poder mezclarse entre sí, creando productos adicionales para los rituales de belleza a medida. Este concepto de poder mezclar los productos para hacer tus propias fórmulas me encantó, porque es algo que yo siempre he practicado con mis cosméticos, añadiéndoles otros aceites, para enriquecerlos (mira este post: click) y así personalizarlos según nuestras necesidades. Además, aunque la firma te da algunas sugerencias de mezclas, Alexandra nos comentó que muchas veces son sus clientas las que le han dicho "pues mira, he mezclado este con este otro y genial", así que, imaginación al poder ;)

No obstante, lo que comentaba... cada uno de los productos viene numerado, y contiene instrucciones precisas sobre cómo ampliar nuestra rutina de cuidados pudiendo crear hasta 5 productos adicionales (luego os comento).

"La creación de una colección esencial de cuidado facial significa que puedes deshacerte de todos los productos superfluos que tendemos a acumular con el paso de los años. Estos cinco productos comprenden las tres "R": rutina, ritual y resultado". Aunque yo soy defensora acérrima de utilizar una rutina de día distinta a la de la noche (aunque no siempre, dependerá del tipo de piel, de las preocupaciones, las circunstancias, etc... es algo complejo, algún día me gustaría tener tiempo para poder explicarlo) sí creo que muchas personas abusan de la cosmética, ya sea porque cambian de productos demasiado rápido, porque varían la rutina casi a diario, no dejando tiempo a que la piel note los beneficios del producto aplicado, o ya sea porque hacen mezclas imposibles o tienen demasiados cosméticos que al final se acaban caducando por la falta de uso. Es por eso que, ante la duda, menos es más, y en ese caso, firmas como Alex Carro, vienen a dar una respuesta.

En mi caso, por ejemplo, yo estoy utilizando la limpiadora, el aceite y el bálsamo de labios, mezclado con otros tratamientos, como mi contorno, mi hidratante, etc... ya que no es una marca cerrada, si tú tienes tu crema favorita que no quieres cambiar por nada del mundo, no pasa nada, puedes combinarla con otros productos que la complementen o enriquezcan, como por ejemplo el aceite facial equilibrante. 

Y después de esta extensa introducción, os voy a hablar de los 3 productos que llevo un tiempo probando:
  • Aceite facial equilibrante: se trata de un aceite súper hidratante que sirve para todo tipo de piel, es ligero y de fácil absorción. Contiene aceites esenciales de rosa, geranio y pachulí, y aceites vegetales de argán marroquí, onagra y salvado de arroz japonés que suavizan y regeneran. Con tan sólo 3-4 gotitas tenemos suficiente para rostro, cuello y escote. Es importante no pasarse con la cantidad porque sino la ligereza se pierde. Se aplicarían 3 gotas sobre la cuenca de la mano, calentamos entre ellas y masajeamos. Se puede aplicar mañana y noche, aunque yo lo prefiero para la noche. Deja la piel suave y muy luminosa, además, relaja y aporta bienestar gracias a sus aceites esenciales. Yo apuesto por este tipo de productos altamente sensoriales para las rutinas de noche. 


Se puede mezclar con el exfoliante en polvo para hacer un exfoliante súper hidratante, con la crema para enriquecerla y  que sea más nutritiva o con el limpiador, para hacer unas mascarilla hidratante!

  • Limpiador facial: un limpiador facial trifásico para todo tipo de piel. Es trifásico porque primero tiene una textura en gel, que al masajearla sobre el rostro se convierte en aceite y, al aclararla con agua, se convierte en una leche. Así que, como podéis imaginar, si a eso le añadimos su aroma a naturaleza, el producto es una gozada. Contiene aceite de jojoba, un excelente emoliente, combinado con petitgrain para reequilibrar la producción de sebo, palma rosa para regular la hidratación y la naranja amarga que actúa como calmante y energizante. El modo de empleo es muy sencillo: masajeamos circularmente el producto sobre la piel seca y los ojos sin problema, aclarar con agua tibia y después enjuagar y secar. También se puede utilizar una muselina para optimizar el proceso ya que suelen exfoliar ligeramente la piel y acabar de retirar el producto. La piel queda muy limpia, aunque yo, que soy un poco maniática de la limpieza, prefiero utilizar este producto como primer paso de una doble limpieza. 


La limpiadora puede mezclarse con el aceite, como comentaba más arriba, o con el exfoliante en polvo, para crear un exfoliante facial suave ;) El exfoliante, sin lugar a dudas, me lo compraré en cuanto gaste productos, porque me gustan mucho este tipo de exfoliantes enzimáticos que son tan respetuosos con la piel.

  • Bálsamo multiusos: contiene caléndula, manzanilla, neroli y mantecas de karité y de cacao que se combinan en esta fórmula para acondicionar, suavizar y proteger la piel.  Yo lo aplico sobretodo en los labios por la noche, en codos, y en los dedos (tengo un eccema). También se puede utilizar en cutículas, o donde se necesite, así que es súper práctico. Yo lo he probado mezclado también con una muestrita que nos dieron del exfoliante en polvo, y asi lo podemos utilizar como exfoliante de labios ;)


Los productos Alex Carro los tenéis disponibles en su página web www.alexcarro.com y en tiendas de cosmética nicho y concept stores. Yo os recomiendo que si sois de Barcelona y os ha llamado la atención la firma, vengáis al barrio de Galvany, ya que es un de visita obligada para Beauty Addicts, debido a la cantidad de centros de belleza que se concentran por allí, y porque hay dos tiendas más que interesantes y que os encantarán: Parsimonia (donde venden Alex Carro) y Bcn Apothecary. ¿Se puede pedir más?? Yo creo que no :D

¿Conocías la marca? ¿Qué te ha parecido?

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...