lunes, 18 de abril de 2016

El baño: historia, ambiente y elementos

El otro día, mientras tomaba un baño caliente con sales de Epsom (las de Mio), pensé que sería interesante hacer un post sobre el ritual del baño. Me vine arriba, y aquí estoy, retomando el blog con ilusión!! :D Tengo ganas de explicar muchas cosas, así que quizá lo haga en varias partes, para que no se haga pesado.

Empezaré haciendo una pequeña introducción a la historia del baño. Para entrar en situación.

Los egipcios estaban obsesionados con la higiene personal, los romanos consideraban el baño como un ritual ceremonial y para los turcos la casa de baños era un centro social y recreativo que formaba parte indispensable de la vida cotidiana. Durante siglos, la gente se ha sentido atraída por el agua, tanto en los manantiales de agua caliente naturales como en opulentas casas de baño de mármol o en bañeras al aire libre. Con la llegada del cristianismo tuvieron lugar grandes cambios que afectaron tanto al aspecto social como de embellecimiento del baño. Considerado peligrosamente sensual y capaz de desviar de sus obligaciones cristianas a los fieles, bañarse se convirtió en un acto asociado al libertinaje y el erotismo y en muchas culturas occidentales dejó de verse con buenos ojos. Pero a finales del siglo XIX los baños volvieron a ganar aceptación de forma gradual y se recomendaron por razones de higiene. Actualmente, los placeres sensuales y físicos del baño resultan tan atractivos que es casi imprescindible dedicarse tiempo a uno mismo para recrearse en la bañera, mejorando así el estado de la mente, cuerpo y el espíritu.


Para que la experiencia del baño sea única y relajante, es muy importante preparar el ambiente. Ese tiempo preciado, hemos de aprovecharlo al máximo, así que recomiendo relajarse, dejar por un ratito de pensar en los problemas, desconectar el móvil y no pensar en las tareas que nos esperan después. Sería recomendable procurar que el cuarto de baño tenga una iluminación suave (las velas son preferibles a la luz eléctrica, y cuántas más encendamos, mejor) y esté cálido, sin corrientes de aire. Evitar las interrupciones mientras nos estamos bañando: poner el contestador automático, apagar el móvil (como ya he comentado antes) y escuchar música o sonidos tranquilizantes, beber una infusión de manzanilla (mucho mejor que una copa de cava, aunque esto último seguro que muchos lo hemos hecho) y vaporizar esencias relajantes de aceite de lavanda (éste de Schatz & Cattani me encanta) o de jazmín (el aceite de jazmín de calidad, tiene un precio algo elevado… una alternativa que a mí me tiene enamorada es el de Ylang Ylang de Schätz & Cattani) sería lo ideal.


El agua del baño no debería sobrepasar los 37ºC, de otro modo, el ritmo cardíaco aumentaría y saldríamos de la bañera con una sensación de cansancio y sopor.

A continuación, os voy a detallar algunos productos y elementos básicos para el baño que me parecen interesantes:
  • Para lavarse: es recomendable el uso de pastillas o geles sin jabón o de pH neutro (o ligeramente ácido), que respetan el equilibrio de la piel. Los jabones baratos son un ahorro engañoso: enseguida se gastan, resecan la piel y suelen contener agentes espumantes artificiales. Un jabón de calidad hace espuma sólo después de frotar bien con las manos.

Aceite de ducha Prodigieux Nuxe
Crema de ducha antisequedad Bio Beauté Nuxe
  • Esponjas: las esponjas marinas son una buena inversión, pues son suaves y ayudan a eliminar impurezas y las células muertas de la piel. Para lavarlas, es bueno dejarlas una noche en remojo en vinagre y aclararlas con agua bien caliente.

  • Cepillos: se utilizan para eliminar las células muertas de la piel y para estimular la circulación. Se puede usar tanto en seco (es como me gusta a mí) como en mojado. Antes de cepillar la piel en seco, va bien añadir unas gotas de aceite esencial de rosas o de lavanda a las cerdas para esterilizarlas. Cada 7-10 días hay que lavar el cepillo con agua caliente jabonosa.

  • Toallitas para la cara: como, por ejemplo, las muselinas de Eve Lom. Si nos vamos a dar el baño por la noche, es una gozada desmaquillar el rostro con la limpiadora de Eve Lom. Podemos masajear y dejar que penetren sus aceites esenciales gracias al vapor del baño, y luego retirarla con la muselina. Las muselinas se han de lavar con jabón y agua caliente después de cada uso y en la lavadora una vez por semana. Aunque yo, si se tiene tendencia al acné, recomiendo que si se puede, se cambien con más frecuencia.

  • Piedra pómez: de lava volcánica, la piedra pómez es porosa y tan ligera que flota. Desde hace mucho tiempo se viene usando para eliminar callosidades y la piel muerta de los pies, las manos e incluso el cuerpo. Yo no utilizo piedra pómez como tal, sino este exfoliante de The Body Shop, que me gusta desde hace ya muchos años:


Por supuesto, a parte de los elementos naturales que os he comentado, un baño perfecto debe ir acompañado de unos productos que nos transporten directamente a un spa, desde casa. Por ejemplo, yo recomendaría las siguientes cremas, aceites y exfoliantes corporales:








Almohada para la bañera comprada en Liberty



Aceite nutritivo Darphin (disponible en Bcn Apothecary)



Spray de almohada Liquid Yoga Mio


Mención a parte quiero hacer sobre las Sales de Epsom: para aliviar los dolores generales y eliminar toxinas, va bien añadir dos tazas de sales de Epsom (sulfato de magnesio, lo encontraréis en farmacias. Aunque si queréis una versión mucho más sensorial y glamourosa, os recomiendo Liquid Yoga, de Mio Skincare, que lo podéis encontrar en Bcn Apothecary) a un baño caliente y permanecer en el agua durante 20 minutos, si es necesario, se puede ir añadiendo agua para mantener la temperatura. Después hay que secarse rápidamente y meterse en la cama (mejor si la hemos calentado con anterioridad). Normalmente, se tiende a sudar un poquito (así eliminamos toxinas) y a dormir profundamente. Esto forma parte del proceso de purificación. Va bien tener un basto de agua en la mesita de noche, por si nos entra sed. Este tipo de baños yo no los recomiendo en pieles con eccemas, embarazadas o personas con hipertensión arterial. En el resto de casos, puede ser de gran alivio. En caso de duda consultar con el médico. 


Liquid Yoga Bath Soak (contiene Sales de Epson, además de otros componentes que lo hacen más agradable. Tiene ciertas ventajas frente a las sales de Epsom, así que en otra entrada os las explicaré)

Como el post se me está haciendo muy largo, si queréis que haga una entrada hablando más detenidamente y dando mi opinión sobre alguno de los productos mencionados, indicádmelo en comentarios :)

6 comentarios:

Marta Urtasun dijo...

Qué gusto poder darse un baño así de vez en cuando... yo no tengo bañera para poder hacerlo pero solo con imaginarlo ya relaja. Sabías que la primera foto es de unos baños en un pueblecito llamado Bath, muy cerca de Londres? Es precioso, estuve hace años y tengo muchas ganas de volver. De hecho, como anécdota, allí es donde vive Manolo Blahnik :)

M. dijo...

Hola Marta!! Gracias por comentar :D Pues no tenía ni idea, me encanta!!! Me lo anotaré para ir en un futuro. Busqué en google "baños romanos" y salía esta foto, que me encantó :) Un abrazo!!

Mareas. dijo...

Me tengo que hacer con un spray de estos relajantes cómo cura puntual.
Un beso.

Anónimo dijo...

Qué agradable es volver a leerte. Tienes un gusto muy parecido al mío en cuanto a los cosméticos y la forma de ver la vida, en general, y sobre todo, eres de las pocas bloggers que sigo que escribe correctamente. De hecho, creo que eres la única que sabe usar el imperativo (contadme en vez de contarme...). Y así da gusto leer tus posts!

M. dijo...

Mareas: es una gozada, de verdad!! A mí me relajan un montón! He tenido de varias marcas: la bruma de L¡Occitane, El de Schatz and Cattani, Aromalaboratory, Y este de Mio!! Soy fan, como puedes ver, jaja!

Anónimo: muchas gracias, para mí es un piropazo, porque soy de ciencias más bien!! Aunque las letras también me gustaban, me gusta todo!! jeje Si hago alguna falta, cualquier corrección es bien recibida, así es como se aprende!! :D Me alegro de que tengamos cosas en común y que te guste leerme, uno de los motivos por los que he vuelto es porque me encantaba compartir con otras personas con gustos similares a los míos :) Un abrazo!!

pilar cuesta dijo...

Qué alegría volver a leer tus post!! Que hayas vuelto a retomar el blog y enhorabuena por el bebé. Llevo varios días queriendo escribir... Pues a mí me encanta darme un baño aunque mas bien suele ser ducha, las cosas de no tener tiempo y usar cosméticos, hacer un sopa en casa y dormir plácidamente...
Como un comentario anterior, me encanta tu blog y las cosas de las que escribes, yo también tengo mas o menos tus mismos gustos e intereses.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...