viernes, 2 de mayo de 2014

Una visita al corazón de Alqvimia

Hace unas semanas tuve la oportunidad de visitar la masía de Tortellá, sede y origen de la firma de alta cosmética natural Alqvimia. La experiencia fue una pasada, y salí de allí aún más enamorada de la firma si cabe. 


Me encanta la filosofía de Alqvimia. Ellos están convencidos de que la belleza es un reflejo del alma, de que la belleza exterior va unida a la interior; y sólo si cuidamos mente y cuerpo de igual forma, se puede alcanzar la verdadera perfección. 


Para ello ponen todos sus recursos, amor y savoir faire, creando unos productos únicos, sublimes, que encierran toda la sabiduría de la ancestral alquimia junto con los últimos avances en cosmética 100% natural. 


En mi estancia allí, y luego en la fábrica, la cual también pude visitar, me di cuenta de que es una empresa de fabricación limitada y exclusiva (me asombré de que, entre tan pocas personas (4 o 5?...) se haga toda la producción de una firma tan importante): únicamente emplean las mejores materias primas traídas de los lugares más selectos del mundo para elaborar sus productos, es por ello que son extraordinarios.



Sus fórmulas no son fruto de los deseos del mercado, sino de las necesidades de las personas.


Son una marca humanizada desde el comienzo hasta el final del proceso de producción, y yo puedo dar fe de ello. Todos sus productos están hechos con amor, para las almas más exigentes. 


En un precioso valle de los Pirineos catalanes, ubicado en la población gerundense de Tortellá, se encuentra la sede central de Alqvimia. El salvaje templo de encinas, hayas y robles que la custodian es el entorno ideal para desarrollar una auténtica marca de Alta Cosmética Natural. Su poder reside en la instalación de una industria en plena naturaleza, capaz de producir eficientemente sin contaminar ni destruir el planeta. Su fuerza está precisamente en eso, en la sabiduría milenaria de los maestros perfumistas que extraen el alma de las plantas y las flores según una rigurosa tradición alquímica. Porque la naturaleza revela sus secretos y regala sus dones a quienes la respetan.



Alqvimia cuenta con una gama de productos sublimes que nutren en profundidad y nos envuelven en un aura de encanto, exotismo y paz interior... al menos eso siento yo cuando, por ejemplo, echo unas gotas del P.A.E. (preparado de aceites esenciales) de la Reina de Egipto en la bañera.


Sólo trabajan los mejores y más puros ingredientes del mundo (y eso se nota, en los aromas, las texturas...), desde la Rosa de Bulgaria hasta el Sándalo de la India. Cada uno de los productos son una joya única, que nos permite descubrir que la verdadera belleza no tiene edad, que la auténtica belleza es el bienestar y la paz interior.






En mi visita a la masía pude conocer a Idili Lezcano, el creador de esta gran firma. Nos contó el origen, los valores y filosofía de la marca y algunas anécdotas. Fue toda una experiencia escucharle.


Todo un logro made in Spain.


¿Os gusta Alqvimia? ¿Cuál es vuestro producto favorito de esta firma? 

3 comentarios:

EVP Complements dijo...

¡Hola!
No me esperaba que Alquimia se desarrollase en un sitio tan pequeño y con tanto encanto.

www.evpcomplements.com

Gina dijo...

El único producto que utilizo es el aceite corporal anticelulítico y me gusta mucho pero como soy un poco vaga hay temporadas que no me lo aplico, las texturas aceite no son muy prácticas si andas con prisas...

elblogdeduquesa dijo...

Que buen post no conozco la marca pero me encantaría! Gracias por la info!
www.elblogdeduquesa.blogspot.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...